Decía Galeano que “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”.

A la hora de afrontar el problema de los plásticos, y aun siendo conscientes de que las medidas personales no son suficientes para solucionar esta problemática ambiental, no esta de más que cada uno, en la medida de nuestras posibilidades, nos apliquemos esta máxima.

bagit2

Ya sabemos que a día de hoy, vivir sin plásticos en el mundo occidental es una tarea titánica. Pero hay que ser conscientes de que convivimos con un material que el planeta no puede digerir, que nos envenena silenciosamente y que su reciclaje, en la actualidad, no es una medida 100 % sostenible, así que … ¿no merece la pena intentar cambiar esta realidad que parece inamovible?

Estas son nuestras “pequeñas” ideas para reducir nuestro consumo de plástico a diario.

1. DI NO A LA BOLSA DE PLÁSTICO. El primero, el más importante y el más difícil de llevar a cabo. Una vez que decidas que ya no quieres llevarte a casa más plástico del necesario, te sentirás como el protagonista de un videojuego, todo dependiente querrá encasquetarte una bolsa plástica, a la vez que tu te intentas escapar usando una y mil artimañas… pero una vez que llegas a casa y veas que es posible, te sentirás liberado.
prohiben-bolsas-de-plastico

2. LLEVA SIEMPRE CONTIGO UNA BOLSA REUTILIZABLE. Para poder liberarte del uso diario de bolsas de plástico, lleva siempre contigo algo donde echar las cosas que compres. Ya puede ser una super cool bolsa de tela con un diseño genial o cualquier bolsa reutilizada que tengas en algún cajón olvidada. El caso es que no te pillen sin bolsa.

paises-prohiben-el-uso-de-bolsas-cceea-blog

3. COMPRA PRODUCTOS FRESCOS SIN ENVOLTORIOS. Si la primera era difícil, esta tercera es para nota. ¿Por qué? pues porque para poder cumplir con esta idea, irremediablemente tendrás que cambiar tus hábitos de compra. Si vas a determinadas superficies de alimentación será materialmente imposible llevarla a cabo. Habrá que probar ir a comprar a los distintos mercados, ferias o tiendas que tienen los productos frescos y sin ningún tipo de envoltorio.

organic-zone (400x285)

4.  COMPRA PRODUCTOS A GRANEL En la mayoría de los casos será más barato y, a menudo, productos menos procesados. Los productos a granel pueden ayudar a reducir la basura drásticamente. Puedes comprar exactamente la cantidad que necesitas y si llevas tu propias bolsas o botes reutilizables, mejor aún: no generas más residuos.

productos-granel

5. ELIGE COMIDA ENVASADA EN CRISTAL O CARTÓN. Que sí, que ya lo sabemos, que con el ritmo de vida que llevamos no siempre podemos estar comiendo producto fresco de la huerta de mi tío Manolo. Pero ya que tenemos que comprar comida envasada, porque no huimos de las marcas que envasan en plástico y premiamos a los que envasan con productos más saludables y sostenibles.

635434706440090515_ALIMENTOS

6. ADIOS A LOS TUPPERS. Sustituye las fiambreras de plástico por recipientes de cristal o de acero inoxidable. Abandona los clásicos tuppers que pueden introducir químicos en tus alimentos y cámbialos por frascos, recipientes de vidrio o acero inoxidable más sanos y más ecológicos. Y por supuesto, deja de usar film plástico.

tuppers-ikea

7. EVITA COMPRAR AGUA EN BOTELLAS DE PLÁSTICO. ¿ Sabes que las botellas de agua representan uno de los principales problemas de residuos a nivel mundial?. La mejor opción sería beber agua del grifo, pero si esto no es posible, elige comprar agua en botellas con productos más sostenibles.

Un-agua-muy-muy-ecofriendly.-Foto-Agua-enCaja-Mejor-759x500

8. OLVIDA LAS PAJITAS DE PLÁSTICO. A veces las medidas que mayor impacto positivo tienen sobre la tierra, son las que al principio, más tontas parecen. Para que usar un producto plástico de unos minutos de vida, cuando simplemente podemos beber del vaso o usar pajitas reutilizables.

650_1200

9. PON UNA COMPOSTERA EN TU CASA. En vez de usar una bolsa de plástico para tirar la basura, haz compost. Es práctico, es útil, es educativo y reduce la producción de basura.

588900fda2a06_crop

10. PRÁCTICA EL DO IT YOURSELF!.  Cuando podamos, cuando tengamos tiempo, cuando no queramos ver mas TV o internet, ¿por qué no hacer tu propio yogurt, una crema antirrugas, un jabón casero o cuidar tu huerto urbano? La actividad manual es un gran ejercicio de relajación para tu cabeza, ahorrarás dinero y contribuyes a no generar más plásticos.

DIY