foto buceo

Después de pasar unas enriquecedoras semanas entre La Azohía y Cabo de Palos (Murcia), realizando nuestra formación como Instructores de Buceo, ya estamos de vuelta por tierras carpetanas, contentos, satisfechos y con ideas renovadas.

Hemos de reconocer que somos de una generación que se ha librado de hacer la mili, pero en algunos momentos de estos días, nos hemos podido hacer una idea aproximada de cómo sería. Y es que eso de pasarse varias horas bajo el agua, pasando más frio que vergüenza, encadenados los unos a los otros, intercalando ejercicios y prácticas, mientras se designaba al recluta patoso del día, forja carácter y une conciencias para siempre. Esta aventura ha sido intensa, en algunos momentos estresante y en casi todos muy divertida, por lo que estamos seguros que el esfuerzo ha merecido la pena. Y como también, todo esfuerzo tiene su recompensa, hemos vuelto con un titulo bajo el brazo como “OWD Instructor PADI”, que suena estupendamente y viste mucho en nuestros cv.

Estamos ansiosos de enseñaros lo aprendido y mostraros las maravillas y sensaciones mágicas que podemos encontrar cuando nos atrevemos a sumergirnos. Hasta que llegue ese momento, desde las profundidades os traemos una cita del “amigo” Jacques Cousteau, que nos refuerza en esta idea.

«Desde su nacimiento, el hombre lleva el peso de la gravedad sobre sus hombros. Está atornillado a la tierra. Pero el hombre no tiene más que hundirse bajo la superficie y ser libre

Nos vemos en el azul…o por el verde, el lugar es lo de menos, lo importante es sentirnos libres.