Hace un par de décadas, en una zona sub-tropical de Japón, comenzaron a aparecer en el fondo del mar unas extrañas estructuras circulares “talladas” en los fondos arenosos. Las estructuras siempre habían estado ahí, pero de repente, empezaron a llamar la atención de los buceadores que se sumergían al sur de la isla de Amami-Oshima.


huellas-pez-artista-1

Estos círculos misteriosos, estructuras geométricas de aproximadamente tres metros de diámetro, habían sido precisa y preciosamente talladas en la arena. Se trataba de varias crestas que de forma simétrica y casi fractal, se repetían desde el centro hacia el exterior. Lo curioso de estas estructuras es, que al estar hechas de arena, con el paso del tiempo terminaban desapareciendo y apareciendo en otros lugares.

maxresdefault

Eran tan bellas como efímeras.

Este enigma, propio de una película de ciencia ficción, se termino por resolver en 2011, cuando investigadores japoneses desvelaron el misterio de las bellas señales, que no era otro que el producto del ritual de cortejo de un pequeño pez globo japonés.

p027q1hy (1)
El pasado noviembre, la edición digital de la BBC recupero la historia, mostrando una hermosas imágenes a las que merece la pena dedicarle unos segundos.

Desvelado el misterio, comentaros que este pez globo japonés del genero Torquigener, trabaja esculpiendo con sus aletas más de una semana, en la que creará el laberinto donde esperará a su futura amante. Si la hembra considera este trabajo artístico lo suficientemente inspirador, tras la sesión amatoria, la pareja dejará los huevos en el centro de la escultura y abandonara a su suerte tanto la futura descendencia, como esa obra de arte que tanto esfuerzo costo.

dgfdgf.JPGdd

Pero no acaban aquí los misterios, cuando los investigadores recrearon estos bellos diseños en el laboratorio, descubrieron que estos patrones trazados por el pez globo, neutralizan las corrientes marinas impidiendo que los huevos se desperdiguen por el mar y terminen siendo comida para otros peces.

En la Naturaleza nada es casual, y hasta el «ARTE» es eficiente.